UN POCO DE MI

  

    Os presento algunas de mis creaciones desde la plástica, al arte digital en un nivel  medianamente básico, algunas artesanías. Fotos relacionadas con el mundo de los relatos o pequeños párrafos partes de alguna historia o una viñeta, que  desde este mundo virtual y a través del  mismo aspiro e  intento recrear y hacer conocer a las  gentes lugares y momentos  de historias propias basadas en realidades y o fantasías, a modo de galería y por el momento sin intenciones de lucro.  

    Mis estudios parten de un paso muy breve  en "Bellas Artes" en Prilidiano Pueyrredon ,talleres en centros culturales, otros con los artistas como O. Ferrari, o Barragán.   Pintura decorativa, artesanías  y pátinas con F. Mengual de forma particular y con Silvia da la Rosa en los cursos no formales de C.F. Argentina.

   Tuve el gusto de compartir algunas clases en Amigos de "Bellas Artes" y de modo autodidacta sigo en este área de creación. En Buenos Aires, Argentina.

   Aquí conocí a Aurelio Arce con quien compartí un taller, con Alejandra y Banesa otro, ambos  en Getafe relacionados con el arte y la expresión. Y no muy lejos ahí mismo el taller de Manualidades y Artesanías con Mar.

 La parte de relatos surge de la lectura, luego de talleres con O.Rossler hace ya tiempo  en el Teatro san Martín en la C.A.B.A y en los últimos años con la profe de escritura creativa en el Centro Cívico Norte de Getáfe Con E. Garcia. 

 

EN EL FONDO ESTOY MÁS DEL LADO DE LOS SOÑADORES E INTENTO DETENER EL TIEMPO PLASMÁNDOLO EN ALGO ARTÍSTICO y EN ESTE MUNDO CONCRETAR MIS FANTASÍAS COMO ALGO VEROSÍMIL. CONSIDERO QUE MI ESTILO SE LE PUEDE DECIR "FANTASISMO", A MI ME GUSTA DECIRLE ASÍ, ASÍ LE DENOMINABA MI PADRE. Y aquí presente en el mundo virtual, gracias a la enseñanza y enorme aliento de el área de informática del Centro Cívico "las margaritas" de Getáfe y surgió : algo de mi....

   

Día de brujas

   Él nació con algo que lo diferencia del resto.

   Su familia le quiere y él la adora.

   A sus dones los ha dejado dormidos, para un futuro cuanto más lejano. No puede separarse de su presente aún, ni de su entorno.

   Es un Chaman, un Brujo, un Mago. Alguien que cura.

   Nació un treinta y uno de octubre, el día de brujas, más conocido como Halloween.

   Es muy joven y le cuesta disimular sus aptitudes, sus cualidades…

   En muchas ocasiones tiene miedo, pues un día sentirá el reclamo de  su estirpe.

   Tendrá que pulir sus dones, a los que no podrá renunciar; los que le acompañaran de ahí en adelante y que desde un principio le fue dado.

   La decisión más difícil luego de dejar su nido familiar, será elegir de qué lado estará: si el de la luz o el de la oscuridad.

  No puede evadir su destino, el que le toco al nacer.

  Siempre supo que la vida no se le presentaba como a muchos y ahora tiene dos caminos el del día con la luz del sol y su fuerza o la noche tan cambiante y misteriosa como  la Luna, reina en todas sus fases y su séquito de estrellas.

  Y él, solo él y pocos más, pueden ver más allá de lo negro y de la luz.

 

No le será fácil elegir, pocos fluyen por ambos senderos, los senderos de la fuerza y la fragilidad.

 

                                                                                2019                                               eLY.

                               LLORAR NO ES PECADO, SONREÍR ES UNA BENDICIÓN.

                                                              

                                                                                                                               eLY.

  La tierra

 

Sola la Tierra,

Sola se va quedando.

Sus mares sin vida…

Los  valles sin ríos…

Ríos turbios quedan

El agua no es potable.

Desaparecen las aves,

Muchas especies de vida,

Los bosques ya sin árboles

Y el hombre acorado,

No quiere o no puede:

 

                                                                                                                                                                Que sus ojos se abran.

 

                                                                                                                                      eLY.

 

 

                       "EL QUE RENIEGA DE SU PASADO, NO TIENE CLARA SU ESENCIA"

                                                                                                                          eLY.

   Llega la noche y al apagarse todas las luces , se encienden las alas de los ángeles.

                                                                          eLY.

ALAS

 

                Miro tus ojos de pájaro enjaulado, tus alas me observan y me dicen

 que me pueden llegar a hacer sentir pequeña.

                                                                                                         eLY.

Olvido

Cómo no recordarte…

Cómo no querer perderte…

Aún más ahora, que los tiempos se acortan.

¿Más quién se aleja de un tesoro?

Tú eres ejemplo de mujer valiente y temeraria

A quien no amedrenta el mal tiempo

Ni las contrariedades te asustan.

Nos dejaste lecciones magistrales,

Como persona, como guía

En este mundo de las letras.

En tus ojos hay destellos de cometas.

Tu sonrisa no puede ser más auténtica.

A flor de labios tu palabra es poesía.

Con tu mente y tus manos

 Escribes arcoíris a diario,

Nos iluminas las mañanas

A los que amas, aprecias y quieres.

Tú mujer, madre, maestra

Musa perpetua, tú Olvido…

En quien se inspira Luis Miguel

Al elegir su repertorio.

¡Quién te conoce no te olvida!

¡Y olvidarte no es posible!

 

 

                                 2019                                                                     eLY.

Alas tienen los libros

Cuando regales un libro

Quizás hagas la mejor elección…

Si entre tus manos lo tienes,

Luego de leerlo, pásalo…

Que no quede resignado a un rincón,

¡Se quedaría sin alas, si así fuera!

                                                                    Sí… alas tiene los libros…

                                                                Alas que nos hacen volar

                                                              Viajar usando la imaginación.

 

                                                                Se cuidadoso, ábrelo

                                                              Ponte cómodo

                                                            Y embárcate en su dimensión.

                                                           Como todo libro con su autor

                                                            Necesita de un entusiasta lector,

                                                          Mantenerse en vilo hasta llegar al final

                                                         Es síntoma de calidad…

                                                          A veces necesitamos libros que reciten,

                                                       Libros que canten, que nos guíen,

                                                       Libros para reír, libros para llorar,

                                                    O que griten al ser necesario

                                                   Si nos estamos volviendo sordos.

                                                  Ya sabes si tienes que regalar algo

                                                 Piensa en un buen libro

                                                                                                       De colección o de bolsillo.

                                                                                                                                                              eLY. 02/06/2019

Pensando en ti

 

  Al pasar de los años , tú ya sabes estaré pensando en ti...

y los días seguirán pasando...y yo pensando en ti.

                                                                                                          eLY.

A mi querida escuela primaria

                  Como te he querido aun te sigo queriendo. Eras pública y gratuita, de doble jornada y horario con comedor. Existía el pago de una cooperadora, cuyo carácter no era obligatorio. Te recuerdo antigua, al estilo colonial, color verde oscuro y mostaza. Grande y de una sola planta.

                   A la entrada había una cartelera mensual y frente a ella la tan temida “Dirección”, rodeada de aulas, los salones de música, dibujo, el de actos, la sala de maestros y dos jardines al aire libre, otro más techado y el más hermoso el de los niños de preescolar. Nuestra pequeña escuela contaba con ello -”Un Jardín de Infantes”

                  En el fondo del colegio había un busto de un prócer “Faustino Sarmiento” de cuyo himno rescato la frase en la que, él defendía a su patria “con la pluma, con la espada y la palabra”. El mástil del colegio nos reunía a la mañana, se cantaba “Aurora” a la bandera que se izaba.

   Junto a la casa de Doña Rosa, la portera, un majestuoso limonar que torno a él, las niñas perseguíamos bichitos de San António, para que nos procuraran un amor. También jugábamos a la escondida, a la comba, al nudo, al balón prisionero. Nuestros recreos eran largos y el más extenso corría luego de la hora de almorzar. Quien marcaba los tiempos era la portera con una campanada fatal, y de vuelta a las aulas a estudiar. Otro juego que recuerdo es “al policía y el ladrón” o “rescate”, al cual las chiquillas siempre perdían, guiadas por el corazón.

                 Que tiempos inolvidables, con almas de niños, donde la curiosidad movía por aprender, compartir, reírse, descubrir la amistad, sentirse miembros de un grupo, de un lugar donde estar.

                  Mi querida escuela primaria eras nuestro segundo hogar.

                       ¡Cómo te podría olvidar! ¡Cómo dejar de quererte!

                  Suelo soñar muchas veces que estoy en tus aulas, corriendo en tus patios, cantando en tus actos. Junto a todos mis compañeros de guardapolvos blancos.

 Posdata: tú me enseñaste las primeras letras, mi muy querida escuela.

 

                                                        Quien fue una blanca palomita.

 

                                                                                                     eLY.

SEXTA EDICIÓN "DECLARA TU AMOR" LA ALHÓNDIGA.

TERCER PREMIO.

Esqueletos de ciudades

SOLO SUEÑA EL HOMBRE EN CONQUISTAR OTRAS TIERRAS

MIENTRAS… ¿NO ESTARÁN TRAS DEL SOL,  ACERCÁNDOSE A LA NUESTRA?

AMONTONA EL HOMBRE POR SOBRE SU CORAZÓN: ORO Y TESOROS

MIENTRAS LA ÚLTIMA DANZA, LA MÁS BELICOSA NOS ESTÁ YA DESTRUYENDO…

 

¿CUÁNTAS LIBÉLULAS PERDERÁN SUS RIBERAS?

¿CUANTAS BELLAS MARIPOSAS SUS CUNAS DE FLORES?

¿CUÁNTOS CARACOLES SUS HOJAS Y LA LLUVIA?

¿CUÁNTOS NIÑOS PERDERÁN SUS RISAS?

¿Y SUS LLANTOS…?  ¡OH CUÁNTOS NIÑOS!

¡OH; CUANTOS PERDEREMOS!

¿Y LOS BOSQUES…?

SERÁN COMO HASTA AHORA LOS CONOCEMOS: DE ÁRBOLES

O QUEDARAN ESQUELETOS DE CIUDADES EN LUGAR DE LOS BOSQUES…

GOBERNADAS POR SOBREVIVIENTES, YA NO HUMANOS...

¿REINARAN LOS INSECTOS?

SERÁ EL SIGLO DE LAS VEINTICINCO NUEVAS ENFERMEDADES

O HABRÁ MÁS DE VEINTICINCO MEDICINAS PARA TAN SOLO UNA.

QUÉ EL POETA ALERTE, QUE EL CANTANTE ALIENTE, QUE EL PINTOR ALUMBRE,

EL FOTÓGRAFO: QUE DESMIENTA, QUE GRITE EL PLANETA

 

¡QUE EL SER HUMANO DESPIERTE! QUE LA NATURALEZA NO MUERA...

 

                                                                                                                                          eLY.

A usted que se fue

Te quiero a ti, aunque te alejes.

Te vas y nos dejas tantas cosas…

Otras, se van detrás de ti.

A tu modo nos llegaste a cada uno.

Fuiste verás y comprensiva.

Responsable hasta el límite de no hacernos daño.

Eras verbo, palabras, punto y expresión.

Un ejemplo, de sabiduría escondida.

Tu silencio se escuchaba al oírnos.

No solo con tu mente ibas más allá

Como si pudieras volar y desdoblarte

Entre la ficción y la realidad.

Mujer de corazón sensible

De sublime intelecto.

Siempre al talle con tu sonrisa

Verdadera, tierna y fresca.

Te esperamos, regresa…

Muchos pensamos y creemos como tú,

Nos enseñaste a buscar respuestas:

“El dónde, el cómo, un por qué…”

Tómate tu tiempo, te extrañamos,

Demorarte solo lo necesario.

                    Posdata: no te olvidamos, te queremos a nuestro lado maestra.

                                                                                           Alumna inquieta. 

                                                                                                                                                         eLY.

                                                                                                                 

Lo que tú no sabes

Ella -Llueve y no podemos ver las estrellas.

 El -Hoy tampoco podemos llegar a ellas, es luna nueva, esta nublado y oscuro.

Ella -¡Oh! Hoy si, hoy que está a pleno el firmamento, podremos alcanzarles con la mirada, ¡oh, no! allí habrían de estar las Tres marías y por ahí cerquita la Cruz del sur, no puedo hallarlas,.. ¿Dónde han ido? AH, Me he olvidado, perdóname amor mío, estamos en el hemisferio norte, no puedo mostrarte el cielo del que tú no sabes, el del sur. Ese cielo que contigo quería compartir.

El -Amada mía aquí en el norte nos encontramos y si no podemos acceder a ese cielo del que no sé; más al conocerte lo imagino; yo te ofrezco otras constelaciones, podemos divisar la Osa mayor, la menor, la Estrella polar, lo que no sabes de este otro hemisferio lo sabrás, quizás algún día me podrás mostrar el del sur.

Ella -alcánzame un paraguas, es de día y está lloviendo.

 

El -Amada ya no quieres hablar de la luna y el Sol… Entonces ¿de qué color quieres el paraguas?

 

                                                                                                                      eLY.

Seducción

  EN ÉPOCAS DE ESTUDIOS, A UNA COMPAÑERA, EN UN CALUROSO DÍA QUE LLEVABA LAS MANGAS DE SU CAMISA ARREMANGADAS EL CELADOR LE INCREPA- A QUE LAS BAJARA Y ABOTONASE LOS PUÑOS, PUES  EL COLEGIO ERA MIXTO Y LOS CODOS SEDUCEN...

   EN OTRAS ÉPOCAS SOLÍAN LOS TOBILLOS SEDUCIR.

   EN ESTOS TIEMPOS EL VERDADERO ARTE NO ES MOSTRARLO TODO, POR EL CONTRARIO, SOLO SE TRATA DE INSINUAR. LOS CODOS Y LOS TOBILLOS SIGUEN SEDUCIENDO, PERO LO QUE NO SE VE GUSTA MÁS.

                                                                                                                                    

                                                                                                                          eLY.

MICRO RELATOS MUY BREVES DE NAVIDAD

Presagio

           ROZÓ MI BRAZO DERECHO EL CORCHO DEL CHAMPAN, AL AÑO SIGUIENTE NOS CASAMOS.

                                                                                                                                                              eLY.

Deseos

      TRES PERSONAS A LA MESA, DOCE CAMPANADAS, LOS FUEGOS ARTIFICIALES, LOS DESEOS Y EL BRINDIS, LO QUE LES ACOMPAÑA DETRÁS MUY CERQUITA "LA ESPERANZA..."

                                                                                                                                                             eLY.

PARTICIPACIÓN  EN EL FESTIVAL DE FIN DE AÑO EN EL CENTRO CÍVICO DE LA ALHÓNDIGA AÑO 2018

GRUPO DE CREACIÓN LITERARIA. MUCHAS GRACIAS ADELINA, OLVIDO Y LUIS MIGUEL. LOS COMPAÑEROS FANTÁSTICOS, COMO TODA LA GENTE QUE PARTICIPÓ DEL CENTRO CÍVICO POR HACERLO TAN BIEN.

Dulce hermana

¡OH!, QUERIDA HERMANA

¡OH! DULCE FLORES DEL CEIBO Y DEL CLAVEL

ALEJADAS, DISTANCIADAS.

AUN RECUERDO ESOS JUEGOS DE NIÑAS

CON HAMACAS, MARIPOSAS Y REVISTAS

PALABRAS RECORTADAS, DIBUJOS.

TE IMAGINO, CANTANDO Y BAILANDO UNA VEZ MÁS

RECUERDO UNA ABUELA QUE POR NOSOTROS VELABA

Y UNOS PADRES QUE SE DEJABAN EL SUDOR

TODOS LOS DÍAS POR LA FAMILIA.

OH, HERMANA  ESPERO ENCONTRAR

ESE NUEVO JUEGO PARA EL MAÑANA…

DULCE HERMANA, NO OLVIDO TU SONRISA

NI TU BELLEZA, ACORAZADA TRAS

UN GESTO DE SERIEDAD.

DULCE HERMANA CANTA, BAILA,…

 

YO BUSCARÉ UN NUEVO JUEGO PARA MAÑANA.

 

                                                                                                              eLY.

S.O.S

 

 

ESCRIBE MI CORAZÓN

UNA CARTA DE AMOR.

NO TIENE NOMBRE

TAMPOCO DIRECCIÓN

PORQUE NO SE EN DÓNDE VIVES

 

NI QUIEN S.O.S.

 

 

       eLY.

 

 

     

 

 

Creer, reventar o valla a saber

  Coria que era un soltero y sin hijos, se tuvo que enfrentar solo a una enfermedad, dado que sus familiares  pocos y lejanos nada podían hacer, dada su apariencia y estado recurrió al médico.

  Dejo de verse ante sus amigos; estos a su vez se encontraban preocupados por su ausencia tan prolongada, no sabían nada de él, tal vez habría cambiado de turno en la fábrica, “por aquellos tiempos que la ciudad no dormía y cuando unos salían a su horario del empleo, otros entraban”; mas nadie en la fábrica lo había visto en las últimas semanas.

 Coria, no viendo mejoría decide visitar a uno de sus amigos considerado por él como el más sensato y durante el encuentro éste, su amigo el alemán, le dice -que si prefiere que siga con el médico, pero que visite una curandera dado el aspecto que evidenciaba y le recomienda a una de estas mujeres.

 Coria no dejo pasar el concejo de su amigo y fue a dicho lugar, una vez allí la curandera al verlo le dijo- Huy señor, no sé si  podré curarlo, ¿Por qué no acudió antes? Y le paso la dirección de otra curandera que tal vez lo lograra. Ante la segunda de estas mujeres le dice ella lo mismo que la primera y así dio con una  tercera mujer ya muy mayor, pero según le comentaron quizás fuese la única oportunidad para su problema. Sin dejar de visitar al médico y dado que su estado empeoraba resuelve hacer último intento

   Va a visitar a la anciana quien al verlo le dice algo parecido pero más serio _señor cómo dejó pasar tanto tiempo, usted está muy grave, a lo que añade _ yo soy muy mayor y no sé si podré salvarlo, si lo hago tal vez en ello me juegue la vida.

   Venga mañana por la mañana, al lado de esta silla habrá un taburete, la puerta estará abierta y así tres días hará lo mismo, no dirá palabra, ni saludara ni me dará las gracias, yo voy a estar aquí junto a usted  en el taburete, diré unas oraciones y cuando le haga una señal se retirara como si nada hubiese pasado.

   A la siguiente semana vendrá por aquí y veremos si se curó o hubo mejoría.

  Coria a la semana, mejorado, pasó por la casa de la curandera y se enteró que había fallecido,  quedó pálido y helado.

 

Contó su historia a todos los amigos y fue su comentario el que pasó a la historia.

 

                                                                                                                                                               eLY.

 

El recetario o cuadernillo

  A las doce horas del mediodía exactamente un grupo de comensales sentados en la  mesa de siempre en club Búfalo, prestos a almorzar como solían hacerlo por costumbre. Hasta no estar todos reunidos  esperaban su turno, ni uno más ni uno menos así de este modo compartían esa única hora en la que hacer un alto. Una vez todos ante la mesa con el fin de almorzar, los esperaba una más que enorme tortilla que con tan solo verla se presentaba irresistible. Su elección consistía en el plato del día.

  La cocinera con sus bien sabidos platos, los justos para no amargar la cocina,  las tortillas eran muy relevantes en sus menús, más los muchos o pocos platos  según el que los deguste. Ponía en su hacer el amor, resumiendo en ello su particular arte y maestría,  sobre todo sus inagotables ganas,  el no mirar el reloj y no tomarlo como una obligación sino como el mayor de los gustos en su quehacer,  ponía lo mejor de lo que sabía.

 Sus comidas no eran complicadas, con pocas sazones aun así muy gustosas, los condimentos eran muy apropiados a todo paladar y no abusaba de ellos, ricos y sanos, sencillamente sabrosos

  No le llevaba mucho tiempo el lograr un plato más que aceptable, las medidas eran a ojo,  solía ser acertada en ello, dado su práctica y oficio. Aunque su cocina distaba en tamaño a las de la tele, e iguales en limpieza.

  Hoy tocaba tortilla como plato especial del día.

   A sus tortillas no le faltaban las cebollas bailarinas, patatas de buen huerto en lo posible, el aceite aunque costosa la necesaria, el toque justo de sal. El chorizo colorado y los pimientos era cuestión de utilizarlo en reuniones menos cotidianas, estaban  destinados a días más selectos, no nos olvidemos de los huevos de la señora gallina y mucho va en ello en esta y otras ocasiones.

  Cuánto en el mundo hubo de conjurarse para que este pequeño suceso se hiciera posible, en estas pequeños y sencillos hechos, así se nos va pasando la vida como en un cuadernillo. Disfrutemos de ellos.

 

                                        

                                                                                                                                                            eLY.

 

María

 

NACISTE EN PLENO INVIERNO

AHORA ESTAS BAJO OTROS ASTROS.

MÁS ERES REINA DEL SOL

SU BRILLO EN LA MELENA LO TIENES.

PRINCESA PEQUEÑITA, PIMPOLLO DE AMOR

CADA DÍA QUE PASA NOS REGALAS NUEVAS ALEGRÍAS.

ABRES LOS OJOS, SON UN PAISAJE.,

EN TU TEZ DUERME LA LUNA.

ES PRODIGIOSO VERTE DESPERTAR.

AL ABRIR TUS OJOS EN ELLOS EL CIELO ESTÁ

OTROS DÍAS SE VE EN ELLOS LA FRUTA DEL OLIVO

Y EN OTROS DÍAS EL MAR.

NACISTE ILUMINANDO ALGO NUEVO

Y ERES EL MILAGRO QUE VINO A NUESTRA VIDA

 

HACIENDO DE ESTE MUDO ALGO MÁS FELIZ.             

 

                                                                                                                 eLY.

 

Micro relato

Sin título

 

¿Es silencio una hoja en blanco?

¡Una hoja en blanco nos dice algo!

 

“ algo que suena a esperanza”

 

 

eLY.

¿Qué quedará?

Cuando de adversidad se vista el día

Me queda la poesía.

Cuando tus ojos mi vida se despidan

Me queda la poesía.

Cuando mi femineidad no seduzca

Me queda la poesía.

Cuando soy feliz

Soy poesía.

¿Cuándo nada tenga?

 

¿Me quedará la poesía? …

 

                                                                                                                                             eLY.

La incubadora

    Finalizando el siglo pasado en una escuela de estudios primarios en algún lugar de nuestro planeta festejaban el día de la ciencia.

   Todos los grados y sus consabidas divisiones compuestas por alumnos y docentes tenían que hacer una prueba o demostración del alcance de la ciencia. El día indicado para dicho evento la escuela se había transformado, la algarabía superaba los decibeles habituales, y salvo la puerta al exterior todas las restantes permanecían abiertas, todos los escolares, maestros e invitados pasaban de muestra en muestra y listos luego de ver todas las demostraciones, a votar, los deseados premios que no eran lamentablemente para todos (el otro lado de los premios), pero nadie dejaba de contar con un diploma por su participación.

   El primer premio lo obtuvo cuarto B. con la incubadora, el segundo fue para séptimo A con la erupción de un volcán, y el tercero fue para sexto B. con la maqueta de una ciudad y la presencia de circuitos eléctricos.

  La sorpresa de las sorpresa fue que de la incubadora para la cual Ariel consiguió a través de unos tíos, unos huevos en condiciones, algo había fallado pues pocos huevos eclosionaron, sabiendo que partieron de una incubadora improvisada entre niños y maestros se produjo en verdad el milagro de la vida y la ciencia trayendo a dos polluelos a este mundo. Que ternura, que maravilla, más quién se haría cargo de estos animalitos indefensos a esa altura de su vida. La hermanita de Ariel (uno de los premiados), anticipándose al permiso de sus padres se ofreció a cuidarlos, la condición para entregárselos era que si en su hogar no eran admitidos los regresara al colegio.

 

    Alicia los cuido desde el primer día con total dedicación, pronto sus familiares le consiguieron una enorme jaula y ella tomo toda la responsabilidad de velar por la vida de estos polluelos. Cuando llegaba del colegio almorzaba y luego con amplia alegría corría a limpiar y alimentar a estos animalitos, que pronto crecieron y no fueron gallinas ponedoras, no, eran dos gallos, un consomé para todo el barrio que no sabían de su paradero y estaban deseosos por descubrirlo, las horas que solo los gallos marcan no son por lo general las nuestras y despertaban a más de uno,  los había agobiados y su razón tendrían .  Un  día los gallos se escabullen y desde lo alto de la casa se lanzan al vuelo hacia la calle, dos mujeres que presenciaron lo ocurrido alertan a los dueños de los pollos, por lo que doña Rosa decide prontamente llevarlos a la cacerola, el barrio ya estaría al tanto y de mascotas parecían poco habituales para una casa de ciudad.

  Por lo que el sábado a la madrugada para no alertar a los niños Rosa fue a por los gallos, que parecían más salvajes que domésticos, antes de ponerlos junto al arroz se ligó un picotón de uno de ellos que la hizo sangrar, en el momento de que los pollos dejaban la vida.

   Ese día a la mesa y frente a Alicia un plato con horizonte de arroz y una porción de pollo. Había algo que a la niña no le cuadraba, la disposición de los componentes del plato, el color de esa comida y pensó ¿no serán estos mis polluelos?  Interrogando como un lago de lágrimas a su madre, sobre el proceder del pollo que en su plato estaba, ésta le niega que eran los pollos mascotas, mientras, pensaba que el barrio recobraba cierta paz y era el destino de esos pollos, ya estaban muy crecidos.

 Ni lerda ni perezosa la niña corre rumbo a sus mascotas de las que allí dejaron esta madrugada su vida para acabar en la olla, “como todo bicho que camina va a parar al asador”, así tal cual dice el dicho, pasó

 La niña ese día no almorzó y tardo mucho tiempo en volver a saborear un plato de arroz con pollo...

 

                                                                                                              eLY.

Un asado

   En un campo de América, no muy extenso, más bien una chacra de 300 hectáreas un matrimonio joven con su niña convivían con los gauchos que arriaban el ganado. Mientras el matrimonio se ocupaba del ordeñe, la siembra y la cosecha.

  Luego del arduo trabajo la mujer se encargaba de la comida, para los trabajadores y la familia.

   Establecida en la cocina, saló la carne, preparó las guarniciones y colocó a la vera de la mesada dos extensas tiras de morcillas y chorizos; en un descuido, al voltearse  vio que faltaba la mitad de la carne, los chorizos y las morcillas.

  Fuera de la cocina observó a los trabajadores y mirando con un poco de agudeza notó la falta de los perros. Le cerró, ellos fueron los ladrones.

  Hablando con los vaquéanos la enteraron que la perrita chiquita solía salir de trifulca y alborotaba toda la perrería, corriendo a las vacas ajenas, por lo que les recomendaron tomar medidas.

   No sabían que hacer, la niña le echaría de menos, ningún animal dejaba de ser querido por ella.

  El joven matrimonio como opción opto por dársela a un solitario y vagabundo gaucho, que vivía bajo el sol y dormía bajo la luna por las noches, con o sin  estrellas. Soportaba como nadie el calor, el frio, la lluvia y el hambre.

 

   Todo mundo tiene algún don, algún encanto, el de este hombre fue domesticar a “chiquita” ya no corrió por los corrales, ahora era una experta perra de caza, a la vez que una fiel amiga y compañía. 

 

                                                                                                                                                                      eLY.

Acaloramiento

    Por las mañanas Dolores atendía la barra del club de barrio “Búfalo.”

   Los clientes entre horas leían el periódico, mayormente desayunaban y la última tanda iba de cafés, copas o un buen vaso de vino, la cerveza aún no se había puesto de moda. Paso seguido tenía un doble turno como ayudante de cocina, de por cierto  ahí se comía muy bien y las mesas siempre estaban ocupadas, aunque no se acostumbraba hacer reservas.

   Cierto lunes para comenzar la semana con cansancio de viernes, un parroquiano al que llamaban bicho canasto, por lo feo y retorcido, aún más cuando se emborrachaba, esa mañana canasto desde temprano sentado en la barra pasaron por sus manos  su boca y sus bisagras varios vasos de vino, y solo se detuvo al límite cuando se quedó dormido.

   Dolores tenía ya que poner la mantelería y no hallaba el modo de despertar a este individuo, aun no le había pagado lo consumido, Lola insistió hasta el cansancio para que este hombre cumpliera con la obligación de abonar y marcharse, era ya la hora del cambio de turnos.

    Drástica e intempestivamente dolores sin más,  aborrecida, le arroja una jarra de agua fría por encima de la cabeza del parroquiano como última medida para hacerlo reaccionar y efectivamente lo logro, el susodicho se despierta inmediatamente y pacíficamente dirigiéndose a Lola asombrado  le dice: -mire señora que calor que hace, mire, mire como transpiro, estoy todo mojado!

 

    De la mona que tenía bicho canasto no se imaginaba lo sucedido, pago y se fue hasta la siguiente borrachera.

 

                                                                                                             eLY.

A destiempo

  

    Daniela de regreso a su hogar después de un largo y agobiante día, concluidas  sus habituales clases de francés se sube al bus que la dejaría más cerca de su casa, por la zona más segura; actuaba así dado el alto nivel de delincuencia de todo tipo y ante el cual podía caer si se  distraía un milímetro, debido a la inseguridad. Una vez en el barrio se sentía más tranquila cruzándose con los vecinos de toda la vida. De los buenos y de los malos…

   El vehículo no estaba muy lleno pues ya era tarde, más tampoco hallo asiento por lo que se colocó por detrás del chofer. Se hallaba con la tarea hecha, la facultad la tenía cubierta, cenaría algo frugal, se tomaría un baño y la clase de francés no le resulto muy abrumadora, por lo que el balance de la jornada fue positivo.

    Al no tener una ventanilla a su alcance, debido a su ubicación en el bus, se limitó a observar a los demás pasajeros, la otra opción posible como distracción.

    La gran mayoría tenían caras de cansados, _ ¿así se vería ella?  pensó.

    Frente a si detuvo su mirada, la había deslumbrado un jovencito algo menor, mas vestía como un hombre, con muy buen criterio y gusto.

   Por ratos volvía a posar la mirada en él, hasta dado el momento que el chiquilín advirtió que una mujercita lo estaba observando.

    Ahora eran los dos quienes se cruzaban las miradas, el cómo haciéndose algo mayor le guiña levemente un ojo, ella lo percibió, a partir de entonces cada vez que sus miradas se cruzaban ambos se sonreían.

     Poco después Daniela se baja del autobús, con una sonrisa se despidieron y una mirada.   A partir de aquel año Daniela cumplía años hacia atrás, mientras el jovencito cumplía de dos en dos intentando alcanzarla, como si ambos tuviesen la convicción de volver a verse o sus caminos se cruzasen nuevamente…

   Así todas las semanas, el mismo día y a la hora aproximada ambos intentaban tomar el mismo bus, aquel en el que se miraron y sonrieron una vez. No, no volvió a suceder, no se vieron, no se dio la oportunidad de coincidir en el mismo bus. los años siguieron pasando de uno en uno para los dos, no como ellos deseaban. Se cruzaron a destiempo  aquel día...y a pesar de todo no se olvidaron.

 

  Aun son jóvenes y un destino por delante…

 

                                                                                                                 eLY.

 

De la década del 24

    Mi estado espiritual es post mortem. Estas letras que más que un epitafio, resumen mi actuar, mi pensar y mi sentir, parte de lo que fui. Mi escuela verdadera la calle, mi hogar y mis amigos. Luego tuve que salir a trabajar. Me gustaba ser honrado y con los ladrones no perder la cortesía. Ser amiguero y eso mismo le pedirles a ellos. No quise flores para mi entierro, ni cortejo, ni plañideras, sino brindar en la vida lo que  tuve, pude o quise. El tango, la milonga, eran mi poesía y por elegir, elegí de “Le Pera” el tango “Por la cabeza”, pues burrero fui y aunque anduve con lo puesto, nada debí, algo di y si un resto quedaba, lo guardaba para otra ocasión. Fui  seguidor de karamanos  y por caballo al Expreso, que otro mejor no vi, entregaba todo en la pista, hasta que le fallo un día el corazón, y no volvió más a salir de la gatera. Por diversión jugar al truco en la baraja y defenderme en otros juegos  también. ¿Apostar a un número? muy de vez en vez, por algún pálpito o fecha excepcional; pues si solo fui, no tuve que dar explicaciones lo que hacer con mi dinero.

  Un libro de mi escueta librería fue: El Martín fierro, de Hernández y aunque es antiguo, es un referente de mi cultura y mi pensar, donde rescato su frase más reconocida  “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera, si entre ellos se pelean los devoran los de afuera”. Los que para mí fueron héroes de veras, mi madre y mi padre por la vida entera. Otra cosa es tener admiración por alguien en particular. Me caían mal, ante todo, los que explotan la inocencia de los niños o el hombre con fuerza que, azota a su mujer, un varón con calzones le deja a ella libre o le raja él. Y aun como en la ciencia ficción yo soñé que la humanidad no perecerá. Fui hombre  de una época donde el tango se bailaba con guantes y al ir a ver el futbol condición era vestir de traje, yo más bien fui siempre de gris. De la Academia hasta la muerte, hincha fui. Celeste y blanca la camiseta de mi equipo de fútbol, como la de mi selección, la bandera de mi patria y perdonando la comparación si a alguien ofendo, como el manto de mi adorada virgencita de Lujan; que me perdone si poco le recé, más le llevo en el corazón. Los animales los preferí de provecho, pues no conté con jardín, ni con una casa propia, y menos una mansión; alquilé habitación en una antigua casona desde el crecimiento del barrio, en el que siempre viví, llegue con los inmigrantes, de variada raza y religión. En mis primeros años me caían bien los anarquistas, ahora no soy de ninguno, más bien del que me de pan para la mesa y algo más que el solo comer. ¿Somos derechos y humanos, o nos burlamos de todo?

 

  Una sola vez ame y una ramo de rojas rosas le regale, ella paso de mí y con mi mejor amigo se casó. ¿Esas rosas deberían de ser blancas como fue mi intención e inesperadamente rojas se las regale? Sufrí solo por amor…

 

                                                                                                                                                                      eLY.

 

El enamoramiento

    El  llegando más probablemente a los últimos tramos de su camino, viudo y sin esperar nada de regalo, más alejado de la mitad de su vida y totalmente aplomado por fin vio un cielo, algo inesperado,  ahí estaba ella, sus ojos que lo cautivaron, eran como el negro firmamento, profundamente oscuros. Esa señora que debía rondar su edad había pasado tanto y de qué forma tan valiente soportaba su propio dolor.

    Él sintió y pensó sobre ello,  lee entre sus archivos y toma nota mentalmente de su gracia y pis piando disimuladamente su estado civil que coincidía con el de él "su doctor".

     Rompiendo el hielo le pregunta: -Usted Margarita…, si no me equivoco: este es su nombre y mirándola de frente rompe el hielo nuevamente ante esa primera cita,  continuando su interrogatorio más formal que técnico - ¿Margarita tiene usted confianza en mí? , ella le contesta con cierta dificultad, dado el estado reciente de su enfermedad, por lo que tendría  de por vida hacer algún chequeo periódicos y tratarse rigurosamente en pos de su salud.

   Margarita le dice- sí, mi nombre es Margarita no se equivocó  y poco le conozco para decirle si tengo plena confianza en usted, más estoy en sus manos...

    Luis se enamoró concretamente de ella ese día, más podría presumirse por  primer motivo lo que apreciaba a primera vista: su singular belleza, su femineidad y simpatía pero no. Tampoco fueron sus ojos que primeramente de ella le habían atraído: oscuros como la noche,  por momentos estrellada y con luna llena,  otros instantes aun sin nada que el cielo iluminara, se mantenían chispeantes y como con  un eterno interrogante en su mirada.

      Lo que de ella lo prendo fue su carisma y valentía, esa persona íntegra no falta de carácter y cierta jovialidad era la misma persona que el tenia reflejada  en los estudios médicos era la misma que tenía frente a él, como si nada le hubiese pasado.

       Eso sí era una mujer, al menos el tipo de mujer que a él le interesaba algo más de lo habitual, pensó Luis. Acto seguido se preguntó si estaría, comprometida,  casada…

       recordó y confirmó anteriormente que se quedó  viuda, estaba en su historial y ante la misma condición que él, más eso no denotaba que el corazón de ella estuviese libre.

         Margarita apurando los tiempos directamente le dice que si iba para mucho,  al doctor.

    Cupido a ella parecía no haberla flechado,  no lo sabemos.

   Luis insiste con su pregunta - ¿Margarita tiene confianza en mí? -¿Le molesta que la tutee?                                  

     Ella le responde muy sinceramente y con algo de hosquedad intentando ser clara sin  caer  fuera de lugar, le da la siguiente contestación- hasta cuándo va a insistir con dicho interrogatorio y para que sepa si no tuviera fe en la ciencia y en Dios tal vez hoy no estaríamos el uno frente al otro, no me molesta en lo más mínimo que me tutee realmente me gusta más un nombre que un número, es de agradecer.

     El doctor entrando más en el trato le dice a la paciente -Pues Margarita la encuentro muy bien y me agrada escuchar lo dicho por su persona,  espero la próxima vez tenga como hasta ahora plena fe en nuestra labor y si le parece bien me puede tutear, para usted "Luis".

     A ella se le iluminaron los ojos oscuros  buscando un horizonte posible. Alguien que le comprendiera y mitigara su dolor. la medicina le brindaba una esperanza.

      Lo ubicado del doctor y sus palabras, hizo que  rondaba en la mente de Margarita, la idea que su enfermedad estaba controlada. Coincidía con el Doctor, en su fuerza de voluntad, en su fe, en la ciencia y en Dios…   con las indicaciones del doctor Luis, podría llevar mejor su convalecencia y una recuperación digna.  

      Y sin saber de verdad de lo que nos gustaría saber un poco más:  sí habría un próximo encuentro entre ambos…o  si Cupido los flecho a uno o a los dos; no lo sabemos ciertamente…como tampoco  si  ¿habrá una próxima vez? Por el momento lo más importante es la salud de Margarita, los caminos del destino le van y los irán llevando por diversos terrenos y realidades, una grave enfermedad es una dura prueba en la vida y se sale airoso de ella luego de enfrentarla, superarla o llevarla con dignidad y fortaleza. Aprender de los infortunios es duro y lo que se obtiene con facilidad pocas veces es agradecido y valorado.

   De pronto en los ojos de margarita hay una noche que invita a deshojarse.

 

                                                                                                                                FIN.

                                                                                                                                                             eLY.

 

Adelina Flores Rosas

      Adelina de…prefiere ni recordar su apellido de casada.

      Flores su marido, era viajante, vendía libros de colección y con el tiempo trabajo en una editorial.

      Para ella la familia y su hogar eran su mundo, fue mujer de un solo hombre, su esposo, más el amor desapareció hace años. Flores Rosas en cada jardín tenía una flor. Más su desamor llegaba a todo, no le quería ni le amaba, eso sí, que no la tocase nadie, era su posesión y ante los hijos habrían de  verse como la pareja ideal, la esposa y madre perfecta.

      Lo que ADE no le perdonaría nunca es que muy taimadamente con su mujercita de turno le hiciera firmar una serie de papeles, que ella creía era un refuerzo de aportes para una futura jubilación privada. Así, engañada   se quedaba él solo con la casa y único hogar de la familia,  ella creyendo otra cosa de semejante asunto.

      La dejó en la Pampa y la vía, totalmente desilusionada con su realidad cercana.

      ADE no contó nada de ello a sus hijos, tan solo que se hallaba algo mayor y su amiga la mujer del cafetal  le recomendó una residencia de ancianos, donde ajustadamente con su jubilación podía solventarla, de lo firmado nada, todo  fue una treta de Flores, para quedarse con todo y no con más porque no había de dónde.

     Ahora ella era quien se encontraba con la colada hecha, la mesa servida y un gran número de personas que allí estaban y  con quien hacer amistad. De su apellido de casada ni lo quería recordar.

 

  Lo que si quería era a sus hijos, que  se apiadaron de ella y consigo querían llevarla, más no pasaron sobre su voluntad . Solo sus hijos, solo ellos en común con ese hombre, era lo único que le agradecía,  solo eso, lo único que guardo de su matrimonio. Más su apellido de casada prefiere ni recordarlo.

 

                                                                                                                                                                        eLY.

SOLA...

ASÍ ESTOY: SOLA, SOLÍSIMA, SOLITARIA

CONJURO TU NOMBRE: SER HUMANO

UNA MÁS ENTRE LOS HOMBRES,

UNA MÁS ENTRE LAS MUJERES,

COMO UNA PERSONA, COMO SER HUMANO

NO EXACTAMENTE COMO NÚMERO DE ARCHIVO.

POR  TODAS LAS VOCES…ME ENARBOLO.

ES POR TU RISA, POR TU PALABRA

POR LO QUE CANTO…

ES POR TU FE, TU ESPERANZA

Y TAMBIÉN POR TU SILENCIO

POR LO QUE HABLO…

RECURRO A TU NOMBRE SER HUMANO.

NO HA DE SER TAN SOLO EL CALLAR

LO QUE DE MÍ SE COSECHE.

MÁS FLOREZCO DE PALABRAS.

Y CUANDO SE PRESENTA IMPRESCINDIBLE

 

SEA ESCUCHADO MI SILENCIO.

 

                                                                                                                                    eLY.

 

  Hola muchas gracias a todos por a ver tomado un tiempo para ver esta pagina y me siento mas que elogiada muy contenta por sus comentarios.

       No quiero tampoco dejar de agradecerle a la profe. de informática del centro de las "Margaritas" pues si no esta página no seria posible, agradezco también a las personas como Carlos M quien me hizo conocer un ordenador, a la vez que a Christían, Roxana, Carlos Favían, y con el cordinador Guillermo de uno de los tantos centros de cursos no formales,  con quienes adquirí mis primeros conocimientos en los ordenadores, al otro lado del mar.

       En una de las plantillas podréis ver dos artesanías hechas en base a reciclaje de materiales u otros métodos. y también quiero agradecer a Mar, a Ale y a Vanesa. que me han incentivado en diferentes áreas de las artesanías , el arte y en manualidádes. También rescatamos en otra plantilla artesanías con otros formatos. Si abren los desplegables podéis acceder a otros terrenos.  ¡GRACIAS!

                                                                                                         eLY.

A mi abuela         8/03/2018

 

Tú, mi cómplice, mi amiga, mi todo, madre de mi madre, suegra

Naciste con otra estrella, como otras mujeres de tu siglo,

Cuando era ley casarse, ser doncella, monja,

U oscurecer sus vidas siguiendo una profesión mal vista.

Algunas con suerte vivían como modistas, maestras,

Excepcionalmente eran artistas…y con seudónimo, sin concursos.

Yo pertenezco a otro tiempo que se está quedando anticuado.

Ni se me dio la aguja, ni la tabla de planchar,

Eso sí colaboraba desde pequeña, con las tareas del hogar.

Prefería los deportes y algunas ramas dentro del arte.

Hoy vivo con mi madre y para algunas cosas hay más oportunidades.

Más Justo, justo ahora, ahora justo luego de tanto estudio y diploma

Con mi salud enclenque ¿qué hago con ellos?

No los aborrezco y menos de quienes me los otorgaron..

Querida abuela ¡cuántas veces me contaste como se vivía antaño!

Y yo con cuarenta años ya he visto pasar muchas cosas

Que ni de niña, ni en la ficción imaginaba.

En que quedará este mundo.

Somos y seremos “todos iguales” o como en las películas:

“Los niños, las mujeres y los ancianos primero”.

De tu nieta a ti abuela, que valgan tanto las igualdades

Como las diferencias; que el que quiera compromiso,

Como el que quiera ser independiente,

Que por igual valgan hasta los hogares disfuncionales.

Pienso que él que hable para afuera,

Mire mucho hacia adentro.

Mientras no se moleste al otro,

 

Que cada uno viva como quiera.

 

                                                                                                                    eLY.

 

Concurso "Declara tu amor"  5º edición C.C. La Alhóndiga

Getafe Madrid                                                                                   Enero de 2018

 

Queridos Reyes:

                           Quiero contarles a sus Majestades, el por qué he llegado a amarle.

                           Les soy  sincera, esa palabra ya enunciada “tan grande, tan poderosa”, con el correr del tiempo llegó a tambalearse. Pues ya no le tuve, ni supe más de él. Gaspar, Melchor y Baltasar a los tres les pido “Señores Reyes Magos” por quien dedicaba horas de esfuerzo, tesón y esmero; mientras él me devolvía mucha “alegría”  sin medida “agradecimiento, pasión, verdad y ficción”. Juntos conocimos otra gente que lo quisieron tanto o más que yo. Compartíamos algunos gustos, otros no, cada cual tenía sus principios y todos a respetar. Cuanto él más crecía, más crecíamos todos nosotros y otro tanto crecía yo. ¡Qué emoción! Eras casi una utopía ¿cómo ibas a durar?

                       Un día comenzaste a fallar y muchos  perdieron la ilusión, la fe, cuando tú querido taller  literario,  dejaste de existir…Nos quedó recordar aquellos tiempos valiosos, cuando escribíamos párrafos, relatos, poesías, ejercicios, algunas historias; que eran nuestras y queríamos compartir. Todos llegábamos con la tarea hecha, con ganas de leer y de escuchar. El tiempo corría sin que nadie mirase el reloj. Faltaba solo que nos cortaran la luz… ¡nos tenían paciencia! Era él para mí una forma de vivir la vida, un desafío, un regocijo, un lugar de coincidencias y diversidades; por lo que el esfuerzo y el tiempo compartido  valió la pena. También  valió la hora de llegar tarde a casa con frio, lluvia o calor. Regresando muchas veces a pie, acompañada o sola, en cerradas noches de invierno. O me traía alguna colega a quién no sabía cómo agradecer.

                         Les cuento esto a sus Majestades, por si podéis interceder para que nuestro taller vuelva a existir  ¿Calor humano, ganas? no faltan, necesitamos de un espacio para poder contar, recuperar compañeros y a una profesora estelar.

                       Tal vez este pedido llegue a tiempo o a destiempo y no se pueda concretar mi sueño y el de mis compañeros, más ese amor que  llegó a tambalearse, resistirá por siempre, resurgiendo desde el pasado “cada vez que escriba una palabra, lea un libro, escuche un poema”. Con una interrogación llegaré a dar este final ¿Volverá el taller literario?

 

                         

         Posdata: dejadme la esperanza por regalo                     

                                                                                                                                                      eLY.

fue un gusto participar de la quinta edición de "DECLARA TU AMOR" propuesta de el grupo de comunicación Centro cívico "La Alhóndiga" y la cálida organización de Olvido y Luis Miguel... año 2018/  mes de febrero.

Duendes

    -Dejaron el bosque, ¡nuestro bosque rapado!, no dejaron ni una seta, ni una nuez, nada de nada,- dijo a esto el duende azul, ¿cuándo pasaron revista?

     El duende blanco comenta,- hoy al amanecer, el día que comienza el invierno, han dejado todo pelado, estas son cosas de los humanos…

    ¿Y ahora que haremos, como pasaremos el invierno?  El duende blanco dirigiéndose a su par y como dando respuesta a sus necesidades dijo -iremos a la casa de alguno de estos humanos, una bien grande y haremos de ella lo que hicieron  con nuestro bosque.

    Así fue que una noche muy, muy tarde, ambos duendes y algunos otros más, eligiendo la casa más grande del pueblo, más cercana, no por ello la más rica y era de una familia muy numerosa. Entraron sigilosamente como al irse, más la dejaron pelada, como quedo su bosque…solo quedo el casco y poco más, tenían que sobrevivir y por primera vez actuaron más como humanos que como duendes… cuya naturaleza también se las trae, de tanto convivir con los hombres, aunque estos no les vieran y ya olvidados como las historias que narraban esta existencia.

  Los moradores de dicha casa no supieron como este, su hogar había quedado desplumado, ni el perro parecido al mismísimo demonio de Tasmania notó la presencia de intrusos.

   El mayor de los doce hijos sospecho en los duendes, rememorando viejas culturas, más sus padres no creían de su presencia, a lo que el joven les dice-ellos hace más o menos  el mismo tiempo que conviven con nosotros en esta zona, en estas tierras y en estos bosques,  “sino antes que las personas”, solo se introducen en las viviendas por casos menores a llevarse cosas o esconderlas, cuando nosotros, los humanos no actuamos correctamente y en armonía con la naturaleza; ante ayer estuvo un grupo de turistas paseándose por el bosque y no podéis imaginaros como lo han dejado, el hogar de los duendes, también es de los animales que dependen del y nosotros que recurrimos al mismo, provocó lo que pasó en la casa.

 Cuando alguien toma algo de la naturaleza, como puede ser este  bosque hay que dejar resto para los otros seres que lo  habitan,  las personas, hemos de vivir en armonía, para que no suceda lo que en esta historia culpabilizando a los duendes... ¿Cómo concientizar a todos, especialmente a los turistas? Comencemos por nosotros.

 

 Cuidando del planeta que es la casa de todos, como un bosque o la ciudad…y todo lo que allí hay…

 

                                                                                                                                                             eLY.

Un día de juerga dos

  Jesús  y Darío se conocieron cuando comenzaron el bachiller, los dos eran nuevos en el Barrio y en el colegio. El uno de Rosario, Santa Fe y el otro aunque no era Argentino, si Rioplatense “de Punta del este”, por cosas de la vida tuvieron que mudarse, eran  jovencillos y siendo el idioma el mismo no fue mal llevado por ninguno de los dos el cambio, sus familiares si lo  sintieron, llevando  la carga más pesada, detrás de si estaba su nuevo hogar y el futuro de sus familias.

  Un domingo en complicidad los dos jóvenes hacen un viajecillo por la ciudad, se detienen en un barrio alejado y finalizan su día de juerga viendo en un cine una película algo subida de tono, cerca de ahí, más lejos de sus casas, a medio camino.

    Pasado el tiempo y recordando aquel día los jóvenes ya convertidos en hombres no podían decir si fue más graciosa la película o el suceso posterior, que más que reírse con la película fue el reírse de ellos mismos.

   Al igual que a la ida y que a la vuelta, pues tuvieron que regresar al centro de la plaza de San Telmo porque era la única línea de colectivos que los dejaba más cerca de su barrio, el autobús tardaba más de la cuenta. Recién al regreso se percataron del detalle.

 El viaje era  a reglamento, por lo que de una  hora que era lo habitual o así debería ser, ocurría pocas veces aún inmerso en el infernal tráfico de vehículos y se demoró  pasada media hora más de la cuenta.

  De ida no se percataron mucho de ello, pues iban conversando de sus cosas y de las expectativas del día, por fin podían taparle la boca a esos muchachones que se iban de chicas todos los días, parecían no comprender que las mujeres además, cerebro y tienen un corazón,  sentimientos. Ellos las veían como si fuese un escote, una minifalda, o una carne a saborear, concepto muy alejado de Jesús y Darío, por lo que la comicidad y el tono no muy subido les alegro cuando descubrieron que la película recomendada no era obscena.

 

   De regreso el viaje se hizo más lento y los jóvenes mirando por las ventanillas parecían estar por un tour dentro de el mismo centro de la capital Argentina; “recorrido des usual en dicha línea”. Pasaron por el Cabildo, la Facultada de derecho, el Congreso, Tribunales, el Teatro Colon, la Casa Rosada. El bus iba y regresaba, entre un sinfín de calles y avenidas cortadas, tenía que llegar al Obelisco, allí se acabaría el atasco. Mientras que Darío le preguntaba sobre tal edificio o monumento su amigo  quien estaba menos al tanto que él, y así juntos descubrieron un nuevo BS. AS.

   Llegando al emblemático monumento, ambos amigos ven una enorme congregación de gente  -a qué se deberá, en voz alta dice Jesús,

    Un señor mayor, que se ubicaba delante de ellos, en el autobús , que no pudo evitar escucharlos, más a esa edad que el cambio en la voz, en los varones se nota más que en las chicas y se hace imposible dominarlo,(provocando en ellos mismos ciertas rebeldías), les dice -chicos, UD. ¿de dónde son?  -Viven dentro de un pan, no están al tanto por qué se ha demorado el colectivo; Pues continuando les explicó, hoy ganó la selección sub veinte de futbol y ganamos todos, hoy el obelisco se viste de celeste y blanco, hoy  todos tenemos el corazón en celeste y blanco.

   Perdone señor pero nosotros no somos de acá le contesta uno de los amigos en nombre de los dos, -¿Y Ud.? Que conoce tan bien la ciudad “no sabe dónde hay buenos cines” donde ver una de Romanos como dice Sabina, y si entramos un poco más en confianza , sabe que cines se-especializan en películas subidas de tono sin llegar a lo obsceno, ya sabe tenemos unos amiguitos que no dejan de cargarnos, ya sabrá por ese tema: las chicas, el señor les responde que- a su edad estarían mejor jugando al futbol, ahora respondiendo el otro de los jóvenes le dice- que eran mayores y no vivían dentro de un pan…

   Después de escúchales a lo largo del viaje el hombre pensó -que no vivirán en un pan, y de mayores nada,  han de vivir en una panadería, estos adolescentes con aires de jóvenes. ¿Cuánto les falta? Aún tienen tanto que aprender. ¡Si hasta en el extranjero saben del partido de hoy!

 

                                                                                                     eLY.

 

 

Las gallinas y los caracoles

  Después dicen de los animales…”que solo les falta hablar”, ellos que se entienden en todo el mundo sin necesitar de palabras, se comunican y entienden, entre los de la misma especie, a otras y también a los humanos. Saben muy bien si los quieren, quien manda y si se portaron mal, especialmente los ya domesticados.

 Se llevan mejor con el planeta que nosotros mismos y algunos nacen retobados, resabiados de por sí, muchos son cariñosos, otros tímidos, miedosos; porque no; hasta pueden tener mal carácter y cara de pocos amigos. Pueden ser glotones y hasta muy delicados, traviesos y educados. Todos son distintos e únicos y la mayoría como se suele decir se parecen a sus dueños.

  Los caracoles, que animalitos tan asombrosos, la gallina no se queda atrás que es pródiga y no tan tonta, también tiene sus caprichos.

  Pues he aquí una mañana nublada, presta a llover, pasó por el pueblo un señor recolectando caracoles para un restaurante de la aldea.

  Delfina en cuánto este señor se marchó no tuvo mejor idea que buscar a lo largo del camino, costeado por piedras y hierbas, caracoles. Si no más, ni menos, llego a coger tantos como el caracolero. Pensó que haría con todos ellos, fue un gusto hallarlos escondidos, quietecitos muy dentro de sus casas y verlos fuera cuando las llevan a cuestas.

 Lo que se le ocurrió fue dárselos a las gallinas, las cuales al verlos en abundancia se acercaron e hicieron un poco de aspaviento, pero no se los comieron, allí dentro del gallinero no les prestaba, si los encontrasen por entre las hierbas podría ser que les apeteciese.

  Delfina guardo un caracol y el resto los devolvió al camino. ¿Qué harían las gallinas si les arrojaba un solo caracol?  La respuesta no fue otra que: unirse todas a ver cuál podía sacar al caracol de su caparazón.¿ Son como la gente con el amor? que cuando lo suelta  y se va, recién lo valora, porque lo quiere aún, ya es tarde y no desea que nadie más lo tenga.

 

  En cuanto como mujer estamos dejando un poco de lado al varón, y estos muchas veces nublados por el machismo defienden de ese lado equivocado su condición.

                                                                                                                                                                        eLY.

 

Que bella te ves

 Ante el sentir del hombre,

tu luna sí te inmutas.

  Tu voz los artistas escuchan.

Para los poetas eres melodía, ritmo, misterio, la musa que descifra

el código del corazón humano.

Acercas, el alma de los enamorados.

¡Qué bella te ves luna!...que bella,

cuando el mundo a tus pies

se halla en paz.

 

                                                                                                                                                                                 eLY.

 

 

 

                                                                                                                                                              

 

Aquellos niños...

 

 

Barcos de papel, con los que de niña jugaba.

al sabor que la lluvia que se aproximaba, 

 construía, barcos de papel

que luego

junto a la calzada 

al agua los lanzaba.

Los  veía con ojos de niña

como el agua con ellos bailaba. 

Fui de esos pequeños, que con ello disfrutaba

¡como no recordar a tantos amigos!

que juntos competíamos

a ver cual de todos

 su barco más lejos llegaba.

 

                                                                                                    eLY.

 

 

 

 

 

Arenillas

Arena, arenilla del mar,

Arena con la que se construye,

Arena sobre la que andar.

 

Un grano se percibe apenas

Cuantos nos regala el mar…

Cuantos más el desierto

Que bajo la luna

 ella allí brilla aún más.

 

¡Si apenas somos granos de arena!

Arenillas ante este planeta tan singular.

Ante el cosmos, el infinito…

¿qué somos?

Más algo nos mueve

Un corazón, un cuerpo, la razón

Un espíritu....

Esa arenilla que somos algún día

Se tendrá que detener,

Como un reloj sin su tic tac…

                                                                                Aun así, algo ha de quedar,

                                                                       Somos arenillas y algo más...

eLY.

Un hombre para soñar, un hombre a quien amar

 

 

                                                                                 SI TÚ CABALLERO ME DICES

PARA MÍ SOLO TE QUIERO

¡DESCONFÍO!

NO QUIERO CELOS NI CADENAS.

NO HE DE SER PARA OTRO

TROFEO, MUÑECA U OBJETO

¡DESCONFÍO!

PREFIERO SER LIBRE Y NO SER SOLO ALGO.

ESE NO ES EL HOMBRE CON QUIEN SUEÑO.

SI TÚ CABALLERO ME REGALAS

UN CASTILLO, UNA JOYA,

TAL VEZ LA SUEGRA PERFECTA,

Y ASÍ MI AFECTO COMPRAR

¡DESCONFÍO!

ESE NO ES EL HOMBRE DE MIS SUEÑOS.

SI TÚ EL QUE AÑORO

CON AUTÉNTICAS PALABRAS ME DICES

QUE ME AMAS SIN PONER MEDIDAS

NO, NO DESCONFÍO

TAL VEZ SÍ SEAS EL HOMBRE DE MIS SUEÑOS

ESE HOMBRE AL QUE PUEDA AMAR

Y QUE ÉL ME AME.

                                                                     eLY.

 

 

Mirada marina

No se si fue virtual

No se si fue real

pero paso mas de una vez.

 

Miraba la luna

del otro lado

estabas tú.

 

Quien me a de negar

lo que yo sentí ante una distancia

que delimita el mar

 

Miraba la luna brillar

al otro lado el mar...

allí en la lejanía, tú                                                                                             eLY.

 

Libre albedrio

                                   

 

Soy una persona muy juiciosa, tal vez...

Al cruzar las avenidas no me guío por la suerte.

Miro, observo y cruzo cuando el semáforo lo indica.

Miro, observo y espero también que ningún vehículo no se detenga.

Soy una persona muy juiciosa, más he de reconocer que alguna vez cruzo las avenidas sin ton ni son, como algunos adolescentes.

Más en éstas cuestiones no hay que dejarlas a la suerte,

Bueno soy humano, me puedo equivocar,

Perdón siempre con el mismo sueño.

Si soy un diminuto gusano, totalmente indefenso.

Eso sí cuando cruzo las calles miro y observo,

 

No es por urbanidad, simplemente, es cuidar mi vida.

 

                                                                                                                        eLY.

Carta de amor

  En la Playa, junto al mar          diciembre del 2000

 

aquí les tengo por testigos "un faro, el mar, las estrellas,la luna oscura y por firmamento el cielo pleno".

  Saben ellos solo ellos ¡amor mio! que desde el corazón te escribo. Mas esta carta no lleva tu nombre ni tu dirección pues sabed que no se donde vives ni quien sois. en desvelos te añoro intentando encontrarte.

por las mañanas en ti pienso al levantar. por las tardes siento tu vacío...y contigo sueño hombre de cien caras y ninguna noche tras noche.

  Donde rompen las olas, al lado nomas, te escribo esta carta, que arrojo al mar, dentro muy dentro de una botella, quizás esperando el día a que tu mano ha de llegar.

Amor mio se me escapan las respuestas y las preguntas me acosan, si a la vera te tengo- ¿cómo he de conocerte? -¿y tú como me reconocerás? De mi llevas una rubrica y esta Carta, que el mar te ha de llevar, de ti no tengo nada, más que un amor para entregar, solo a ti esta destinada, solo a ti mi otra mitad. Que el amor triunfe y salga victorioso si esa es la voluntad absoluta, que valga el propósito, que se cumpla el deseo de verme a ti esposada, sin cadenas y con auténtico y único querer. que la luna, las estrellas, nuestro sol, que todas las luminarias del mundo, que cada faro del mundo te guíen noche y día, adorada botella en ti deposito mi esperanza entera, rumbo a un destino donde encuentre mi único amor ; de quien quiero bien se encuentre, y brote en sí el deseo de hallar en mi su otra mitad 

Si llega a ti esta carta algún día piénsalo ¡amor mio! , no corras a toda prisa,  deséalo con tu alma, el pensamiento y todo tu corazón cuando llegue ese momento sabrás que soy ella solo ella ¡siempre tuya! y tu has de ser él.

que no sea solamente esto algo para soñar, una botella abandonada junto a las olas que rompe el mar, más si un deseo que si se cumplirá.

 

                         Posdata: tuya a una distancia incierta                                                            ella solo ella.

                                         eLY. para quien me conoce.

 

 

Participación en "Declara tu Amor" cuarta adicción en el Centro Cívico de La ALHÓNDIGA año 2017 

Lágrimas

     

 

 

      Llueve agua fríamente humana,

             Esa lágrima que resbala

      Mas que dolor se escurre el alma.

            Tras este amor desavenido.

     Hasta ayer estuviste en nuestra casa,

        y hoy al levantarme a la mañana

          no encontré rastro tuyo alguno.

       ni el haber pasado por nuestra cama

                 huellas mías solo vi.

 

                                                                       eLY.

Antojos repentinos

   El de azul así le conocían por su uniforme en ese tono, solía pasar al medio día por Búfalo club. Mas ese día primaveral ya antes de ir por su trabajo muy temprano, amaneciendo y fuera de costumbre, pasa por Búfalo, sorprendida Dolores al otro lado de la barra le pregunta- que hace por aquí tan temprano.  El de azul le contesta- que tenía muchas prisas, si le podía servir un vermut y ¿que tenía para picar? La mujer le sirve un Gancia y le contesta que a esa hora solo podía ofrecerle una lonchas de jamón, de queso o de ambas, a lo que él le responde pidiendo un segundo vermut_ unas lochas de queso bien abundantes, rápidamente termino como si le corriera la vida. Pago y se fue rumbo al trabajo.

  Cerca tenía la parada del bus y es allí donde se encuentra con un amigo y vecino a quien le debía un vuelto, y con toda intención de devolvérselo se acerca a él quien lo dice que lo dejara para la tarde.

  Sin más ya el bus se acercaba y los dos amigos se despiden, y solo fue cosa de extender la mano dando a entender que subía al bus, que hay mismo se derrumbó, llamaron a la ambulancia y nada pudieron ya hacer, le fallo el corazón, su amigo que todo lo vio se dijo- realmente hay muertes repentinas.

                                                                                                                                                  eLY.

 

 

Amigo

 

No soy bella, ni tampoco fea, si viene al caso. Ni rica y no intento conquistarte, se trata por ser amigos cultivar nuestra amistad.

Intento ser sincera, sencilla, dejar las cosas claras, más lo que intento decirte amigo mío, que la amistad hay que cuidarla, tanto o más que a el amor.

Hoy te mereces un regalo ¡más no sé qué ofrecerte!

Mis palabras y otras y otras palabras…

Palabras a mi manera…

¡Oh! Pensando lo bien…sí, sí, sí.

Te podría regalar algo que nazca de mi corazón.

Una cómplice sonrisa, transparente y auténtica.

Y como te considero mi amigo si algún día me vez triste

Regálame una sonrisa amiga.

Este regalo tiene por condición una ida y vuelta.

Recuerda amigo, que la vida un día nos cruzó,

Y si en algún momento tú ya no estás cerca

 y me vienen ganas de llorar

Tendré en cuenta tu sonrisa amiga,

 

Y ve tú la mía que sin mayores condiciones.

                                                                             un día sin mas te la ofrecí.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

 eLY.

 

 

Te seguiré

 

COMO UNA OVEJA

SIN PASTORES

TE SEGUIRÉ

NO TE PREGUNTARE

CUANDO A DONDE

CON QUIEN NI POR QUE

SOLO OBEDECERÉ

TU MANDATO

Y SIMPLEMENTE TE SEGUIRÉ.

 

TE ESTARÉ ESPERANDO SIEMPRE,

¡OH, MAESTRO!

                                                                                                                                                                     eLY.

 

Madre

 

Amor, amor, amor…

 

Gotitas de amor veo cuando tú me miras

En tus ojos que brillan como destellos de olas.

Ni a mí me encadenas, ni me libras al azar.

Tu risa, la cadencia de tu voz ¡Qué maravilla!

Ni lo igualan las aves con su trino

Ni el hombre con su canción.

Sin más tú siempre eres mi consuelo.

Eres la estrella que alumbra mis noches

Y el sol que ilumina el rumbo de mis días

Eres poema, fuente y sustento

Tú que por condición humana

Un día te sumergiste en el sufrimiento

Y surgiste luego en regocijo

Condición que va más allá de lo que escribo.

Eres un paraíso que no considero perdido.

En ti vive el amor más puro

El que brinda solo una madre.                                                                          

                                                                                                                                                        eLY.

 

 

 

 

 MALTRATO.

 

Este texto no esta referido a la historia anterior. más muchas madres  si pasan lo que contaré en el próximo texto, muchas mujeres se ven indefensas y no saben como pedir ayuda, y cuando quizás un día se deciden a romper una relación de maltratos y son cocientes que no son merecedoras de tales, se sumergen en una etapa donde es difícil salir y reencontrarse con la vida, con ordenes de alejamiento que son muy difíciles de cumplir por el que acosa. 

  Caso aparte,  también el género masculino puede encontrarse en una zona de maltrato, como los niños o los ancianos.  ¿Les pregunto queridos seguidores como podemos ayudar a todas estas personas?

  El hacerlo conocer, tal vez pueda ayudar...a través de las campañas  que nos permitan como sociedad  sensibilizarnos y concienciar  a las víctimas, que sepan que no están solos...al temor se lo suaviza con campañas publicitarias; con ayuda socio sanitaria y  para que los mal tratadores que son victimas de sus propios modos, se halle la forma "no se como, para que no lleguen a arruinar la vida del otro y la de ellos mismos".  

                                                                                                                                                                 

                                                                                                                                            eLY.

Solitaria mujer

 

  Una mujer golpeada por la vida, puede comenzar a estar en un estado de paranoia, atravesada por un cónyuge que la somete verbal o hasta de modo físico, por su forma de tratarla. Le aleja de sus familiares y amigos.

 Ella cree que al mantener relaciones sexuales, él la aprueba y le quiere como a nadie en este mundo. Mas llega el momento que esta mujer también quiere mantener relaciones por su instinto maternal y comprueba que no son tan iguales como pensaba, que no comparten los mismos fines. La convivencia y el trato se hacen punzantes, mas no sabe vivir sin él. El ya no desea vivir con ella y un día la abandona.

  Su familia no sabe de ella, ni está enterada que él, la dejo. Ella está en tratamiento, diagnosticada con trastorno de la personalidad.

   No tiene a nadie de su familia, se alejó, ¿Cómo iba a contarles lo que le sucedió en un principio? Y ahora qué…lo que sucedió luego.

 Ha dejado de trabajar y está sola en una casa. Esa casa que heredo de sus padres y su familia le dio el poder de hacer lo que quería con ella y que ahora ni ella sabe si la ha puesto a su nombre o a la de él.

 

  No abre la puerta a casi nadie, ni levanta el teléfono, todo lo compra por Internet. De  vez en vez se asoman dos mujeres, le tocan el timbre pero ella no atiende. Esta sumergida en un miedo que va más allá de su pasado, no entiende como ha llegado a este presente y no encuentra la salida. Vive en una nebulosa de recuerdos. ¿Y su familia que pude hacer?, sufrir a la distancia, olvidarle, ¡y eso como se hace!

 Le teme a ese hombre, ¡a un hombre como ese! que primero fue a por ella y luego a por el resto de la familia o la sociedad. Esa mujer se siente como una okupa en su propio cuerpo, en su propia casa...

                                                                                                                                                          eLY.

 

   Gracias a todo el CRPS, que lograron poderme permitir tocar un tema tan cercano hoy en día.

   Gracias a la profe de informática por brindarme tantos conocimientos, tantos que todos no puedo abarcar.

Hoy soledad

 

 

Aun no zurcí los sueños rotos

Cobijados en el corazón

Cofre de los afectos y desengaños.

Temo enamorarme perdidamente

Y al final quedar en solitario

Más soledad era costumbre y compañía,

No le temía, mas hoy no se

Si le temo más a la soledad

 O a tu efímera compañía.                                           

                                                                                                                                                                                                                                                                                        eLY.

LLamame

Llámame tu amor.

Llámame tu nena.

Llámame tu vida.

Llámame porque sin mí no eres nadie.

Llámame de mañana, por la tarde o de noche.

Llámame por algo o por nada.

Llámame por que llueve, por el sol.

Llámame porque hace frio, por el calor.

Llámame porque me amas.

Llámame porque ya no me amas.

Llámame, miénteme.

Pero llámame.

No dejes de llamarme.

Espero que me llames.

Llámame tal vez mañana, quizás algún día.

LLÁMAME.                                                                                                                                       

 

 

 

 

                                                                                                                                                              eLY.

 

 

Amores contrariados

 

¿Hallarse?  Amantes avocados a girar y girar,

En pos de leyes que determinan su razón.

Razón de amarse y por siempre reencontrarse

Como esas veces que se los ve en el cielo hallarse.

 

Hallarse la luna y el sol en el firmamento

Enamorados, amantes que se quieren, se adoran,

Se adoran el uno al otro girando por caminos cruzados.

 

Por ser eternos amantes, el sol y la luna han de hallarse.

 

                                                                                                      eLY.

¡Oh niño!

Por todos los niños que tienen hambre

¿Cómo inventarles un mundo de amor?

Con la llave de mi risa abro su llaga

Y cada lágrima suya es marginada

Por el cerrojo que alimento de silencio

Con la hipocresía de hacerse el ciego

Con burocracia de relojes y palabras

Con la alquimia de convertir el tiempo en oro,

De perseguir huellas más grandes

De saltar planetas con inventos

¡Oh niño!

Con los pies descalzos no llegaras lejos...

No he de pedir retornar a la rueca y la caverna

Me conformo con el cántaro,  la fuente y la cesta

Lo demás ya vendrá luego

 Tu risa niño será mi alegría

 Tu llanto mi tristeza…

 

                                                                                                                                                   

                                                                                                                         eLY.

 

 

 

   Gracias a la profe de informática que me ha hecho descubrir este mundo virtual. Con una enseñanza de calidad. No se las vueltas de la vida, más si es posible me alegraría retomar sus clases, ricas en conocimiento. gracias a esta mujer trabajadora como a muchas mas, en todas ellas gracias por darme un empujonsito cada una en su hambito y a todas las llevo en mi corazoncillo. Respetando por igual a los hombres que hacen su aporte a la sociedad.

Amores de niñes

     Luisito enamoradamente de Luna, no sabía cómo llegar a su corazón, declarando su sentir y conquistarla.  Luna era como su nombre, bellísima, parecía fuera de lo que todos los días vemos, era tan preciosa como un tesoro y dulce como los ángeles.

    Por sus amigas Luna se entera de las intenciones de Luisito, un niño tierno y bondadoso, blanco y rubio como el mismo Principito de Antoine Saint- Exupéry.

   Según su pronóstico el próximo viernes a la salida del colegio el niño le revelaría sus sentimientos a la dueña de su corazón, e intentaría besarle en su mano al menos.

     Ese viernes Luna no concurrió al colegio, una toz poderosísima se lo impidió, parecía una excusa perfecta, que tanto así era que ni ella lo creía, más la toz estaba, tal vez era una toz nerviosa, como intentando evitar el encuentro y se presentaba  sin poder dominar la situación.

     Luisito no se daba aún por vencido, el próximo día que estuvieran a solas le robaría un beso en la mejilla ya luego le pediría compromiso, sin apuros, el siempre esperaría por ella. Su amor por Luna era auténtico.

     Al siguiente lunes, saliendo del colegio, los dos niños mágicamente parecieron quedar a solas, todos sus compañeros complaciente mente desaparecieron como si tuviesen alas. Tal cual golondrinas al fin del verano.

     Luisito sin declarar aun su amor le intenta robar el tan preciado beso a Luna en la mano, en la mejilla, quien prevenida mente se lo impide, el niño intentando otra estrategia le pregunta si ella quería ser su novia, que lo pensase que el esperaría por siempre.  A lo que con mucha sinceridad y evitando ilusionar a su compañero le dice que no espere por ella, su tiempo es muy valioso, tal vez para ti otra persona sea la indicada yo soy Luna y tu Luisito no eres noche.

 No somos el uno para el otro.

 

 

                                                                                                                  eLY.